¿QUIENES SON LOS AMIGOS DE LOS MUSEOS?

Primero, ¿qué es un museo?
El museo es una institución permanente, sin fines de lucro al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe, con la finalidad de estudiar, educar y disfrutar, manifestaciones concretas de pueblos y sus respectivos ambientes.

Un tiempo, el museo era exclusivamente “un edificio utilizado para almacenar y mostrar objetos que podían ser antigüedades, obras de arte o de historia natural, etc.” Si bien muchos museos aún encajan en esta descripción, hoy día una vasta gama de instituciones pueden ser incluidas en la primera definición más amplia de museo:

museos naturales, arqueológicos, etnográficos, así como monumentos y sitios históricos; jardines botánicos y zoológicos, acuarios y viveros; centros científicos y planetarios; galerías de arte sin fines de lucro; institutos de conservación, galerías mantenidas permanentemente por bibliotecas y centros archivísticos; reservas naturales; centros culturales y otras organizaciones que promueven la tutela, preservación y gestión de los bienes materiales e inmateriales (patrimonio viviente y actividad creativa digital), etc.

Todos los museos son diferentes como también lo son sus Amigos.

Todos los “Amigos de los Museos” comparten el objetivo de apoyar a los museos y contribuir a su desarrollo, reconocimiento e influencia sobre el público general. Actúan de manera voluntaria y sin fines de lucro. El soporte puede ser de tipo moral, financiero o brindado por medio de trabajo voluntario o sus conocimientos.

Voluntarios, administradores fiduciarios, miembros de la dirección de museos, benefactores, donadores, investigadores, directores honorarios, todos ellos son considerados Amigos de los Museos.

La palabra “apoyo”

podría resultar demasiado pasiva, ya que los Amigos han logrado llevar la voz de las personas comunes, no especializadas, a los museos. Y a lo largo de los años, el trabajo perseverante y las ideas de estos Amigos han determinado un cambio en los mismos museos, acercando los museos a la gente y viceversa la gente a los museos.

Los Amigos pueden desempeñar una gran variedad de tareas sobre los programas públicos y entre bastidores, ya sea recaudando fondos directamente como también apoyando los proyectos de recaudación de fondos propios de cada museo. Conocen a la comunidad local y pueden compaginar gente, ideas y dinero, además de la influencia ejercida sobre la prensa local y sensibilizar a las autoridades locales y nacionales; pueden asumir nuevos desafíos y muchos de ellos contribuyen a que los museos aborden temas de interés social. Los propósitos y objetivos varían según cada país específico.

La palabra “asociación”

se refiere a todas las formas de organizaciones que reúnen a los Amigos y a los voluntarios de los museos y que estructura sus actividades. Ya sea que estén legalmente constituidas o no, dichas asociaciones, sociedades o comités pueden trabajar exclusivamente con el reconocimiento oficial de la institución involucrada.